Seguidores

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Vivir al límite

¡Hola! Eh si, yo a ti te conozco, o eso creo. ¿Eres la chica de los tacones y las fiestas no? Te veo en todas partes, primero con tus amigas y luego con un chico, pero cada vez uno diferente y al día siguiente ni te acuerdas de ellos, pero sigues teniendo a tus amigas, ¿verdad? Con las que sueles ir son dos, esas dos que siempre te acompañan a todos lados, te preparan viernes perfectos y sábados aún mejor, ¿me equivoco? No, no podría; eres esa chica a la que parece que todo le da igual, la que siempre va arreglada aunque sea para el campo y que cuando va a una fiesta elige los tacones más altos que pueda haber en la tienda y mira que eres alta... pero eso te da igual. Eres esa chica que un día lleva las uñas extra largas y pintadas de un color brillante y al día siguiente te las has vuelto a comer. ¡Te encantan los labios rojos! Y siempre repites una frase, ¿cuál era? ¡Ah si! ''Voy a comerme el mundo, y con pintalabios rojo para dejar marca.'' He oído que la dices cada vez que algo no te sale bien, y como he dicho, parece darte igual. Aunque también te he visto en otro lado, en otra ciudad, ¡si! En esa ciudad que veraneas, no estas con tus amigas de siempre, pero sigues estando con otras dos, ¡volvéis a ser tres! Y tampoco te abandonan, he oído que con ellas vas siempre a discotecas, con grandes tacones, vestidos cortos y labios pintados, ya sean rosas o rojos y que cuando una liga, las otras también y al día siguiente ellos llaman y vosotras rechazáis. Cero sentimientos, cero cargo de conciencia. Qué más da, ¡sois adolescentes! No os tomáis la vida enserio y esa chica, esa de la que he estado hablando todo el tiempo, si, soy yo y ellas son mis mejores amigas, esas que se que no me van a abandonar, no tengo una, ni dos, ni incluso tres mejores amigas, yo tengo cuatro y tienen nombre y apellido, pero supongo que quien lea esto sabrá de quien hablo, sobretodo si son ellas cuatro, mi trébol de cuatro hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario